La SGAE contenta, enfadada, y acojonada.

De PlazaMoyua.org:

La #### SGAE está contenta, contentísima, con el gobierno y su propuesta de canon. Una reducción en CDs y DVDs, pero 1,5 € en los móviles, 0.30 € en los pen-dirve, 3,5 € en los MP3. El atropello será el próximo jueves, en el parlamento, en forma de ley.

La teoría es que no es para compensarles por la piratería, sino para compensarles porque los demás tengamos derecho a “copia privada”. Uséase que el gobierno le compra a la SGAE el derecho de que los demás podamos hacer una copia privada de una canción o una peli, y se lo compra con nuestro dinero, faltaría mas. Con nuestro dinero cuando vayamos a comprar un DVD para hacer backups de nuestra información (propina para la SGAE), o cuando vayamos a renovar el móvil (propina para la SGAE), etc, etc (propina para SGAE).

¿No será llegado el momento de que empecemos a hablar de los derechos de autor? ¿De que empecemos a pensar en qué derechos de autor nos merece la pena mantener, y cuales no? Los derechos de autor no son un producto de la naturaleza, ni un don otorgado por la divinidad a Teddy Bautista o al Rey del Pollo Frito. Son una decisión política que en su momento se tomó teóricamente por conveniencia de la sociedad. Pero si ha dejado de convenir a la sociedad, es muy razonable pensar en revisarlos.

Y la ### SGAE está muy, pero que muy enfadada con el PP, porque Rajoy, en un furor decisorio, ha dicho que el PP votará NO en el parlamento. ¡Bravo, Rajoy, machote! Y Farré ha dicho que es “vergonzoso”, y que el sector cultural “tomará buena nota de esa decisión”. Por si estáis despistados, cuando habla la SGAE, sector cultural quiere decir Teddy Bautista, David Bisbal, el revolucionario Rey del Pollo Frito, y por ahí. Debe de ser la palabra “cultura” con el mismo sentido que cuando se habla de “cultura troglodita” o “cultura de los indios de la praderas”. No es cosa de pensar que se trate de la misma acepción que cuando cultura se refiere a Las Cuatro Estaciones, o a la Crítica de la Razón Pura.

Pero Farré se ha puesto además farruco, y le pregunta a Rajoy:

¿Usted no quiere el canon, pero quiere la copia privada? ¿Usted le va a decir a sus votantes que si suprime el canon la copia privada automáticamente deviene ilegal o esto no se lo va a contar?”. “Es muy bonito decir no al canon, pero ¿qué pasa con la copia privada? Sin canon no puede haber copia privada.

Pues no, Farré, es imposible saber lo que quiere Rajoy, pero como te decimos más arriba, lo sensato es revisar los derechos de autor de los pollos fritos en su totalidad. Ni copia privada, ni gaitas. Licencias Creative Commons [—>>], y se acabó el problema. ¿Ah, que los “artistas” tendrán que dar conciertos para bien vivir ? Pues muy bien. Parece lo natural. Así ha sido casi siempre. Y es difícil pensar que los Dostoievsky de turno (sin SGAE), fueran autores inferiores a las Almudena Grandes de turno (con SGAE y toda la pesca).

Y la SGAe también está acojonada (con razón). Tanto que andan con un “pásalo” (dios los cría ellos se juntan) que dice:

SOS por la CULTURA y los CREADORES. Si no lo evitamos, el Congreso de los Diputados podría suprimir el derecho de remuneración de COPIA PRIVADA de los autores, artistas productores y editores. El SENADO ya lo ha hecho la pasada semana con los votos del Tripartito catalán y los del PP. Salvemos lo que NOS UNE y lo que nos identifica en el mundo.

¿Que será lo que les une y les identifica en el mundo? ¿El Rey del Pollo Frito? ¿Y qué diablos será para ellos “cultura y creación”? ¿El Rey Pollo Frito, también?

Cartel [+] “pillado” de El Sueño de un informatico loco [+]

Nota: Donde dice por ejemplo # ### SGAE quiere decir que a cambio de #### había una palabra, posiblemente de cuatro letras, pero que tenemos mucho miedo de ponerla, porque la SGAE tiene una desmedida afición por sentir su honor ofendido, y querellarse contra todo potito. Yo diría que eso es culpa de tener tanto honor, que si no lo tuvieran, se lo tomarían con más humor. Pero sea como sea, el caso es que ellos tienen gran ejército de veloces abogados (damos fé), y los pringadillos no tenemos. Así que la cosa es excesivo riesgo, y es más prudente poner un ####, que poner que la cruda realidad. Sobre todo viendo lo que se está viendo en el mundo judicial (¿habéis leído el libro de Pepe Díaz Herrera sobre Garzón [+]?), la cosa no está como para andarse com bromas, por mucho que uno piense que tiene la razón, y que no ha cruzado ninguna raya que no debería de haber cruzado.

Si un buen sistema de medir el grado de civilización de un país es averiguar su nivel seguridad jurídica, nosotros seguimos como siempre. O peor. Y si no os lo creéis, mirad al Constitucional.

Original:

SGAE, contenta, enfadada y acojonada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: