Archive for 12 enero 2008

Una nueva cacicada de la SGAE

enero 12, 2008

De Federico Quevedo en ElConfidencial.com:

Una nueva cacicada de la SGAE

Me refiero, lo digo sin tapujos, a esa versión de cuchufleta del himno de España que sabe Dios a cuento de qué se le ha encargado que busquen al Comité Olímpico Español y a la SGAE para que, de una vez por todas, se vea a nuestros atletas mover los labios en las competiciones oficiales cuando obtienen la victoria, en lugar de entonar esa oda de la sabiduría popular que dice así: la la, la-la, la-la-la-la-la-la-la-la-la-la-la-la… etcétera. Pues bien, ya tenemos letra y los de la Cueva de Ali Babá de la SGAE ya se están frotando las manos: cada vez que se cante, clik-clik, la caja registradora de los Cuarenta Ladrones ingresará sus beneficios a cuenta de los derechos de autor. Primero fue el impuesto revolucionario digital, y ahora será el impuesto revolucionario patriótico. Tanto ¡viva España!, tanta gloria bajo el cielo azul, nos va a salir por un ojo de la cara. A ese precio, yo, como Pepiño, me doy de baja, no de la Iglesia, sino del patriotismo republicano de ZP.

Vamos a ver: la Marcha Real, que es tan vieja que sus primeras referencias datan de 1761, no tiene letra, nos guste o no. Seguramente a Isabel II, que hizo de ella himno oficial aunque ya antes se utilizaba, no se le ocurrió pensar en la Olimpiadas, entre otras cosas porque no había, y a nadie se le pasó por la cabeza ponerle letra. Así que, desde tiempos inmemoriales, el himno de España no tiene letra, con la salvedad del tiempo que fue sustituido por el de Riego durante la República. Y si no tiene letra, y nunca la ha tenido, ¿por qué narices nos empeñamos ahora en ponerle una que, además, no concuerda con las notas del himno oficial y obliga a decir ‘democracia’ marcando el acento en la ‘i’? Pero, sobre todo, ¿por qué la SGAE? ¿Por qué el COE? Ya puestos, que se lo encarguen a David Bisbal o a los de la nueva edición de Operación Triunfo, y como premio para el que gane que grabe un disco con el himno en versión hip-hop.

No, hombre. Ya de entrada el haber metido a la SGAE en el negocio –lo de los negocios es lo que más les gusta a los de la SGAE, sobre todo si se trata de limpiarle los bolsillos al personal- dice mucho de la importancia que se le quiere dar al asunto del himno, o sea, ninguna. Seguir leyendo …

Nota: ¿A que no demandan a El Confidencial ni a Quevedo, eh?

Anuncios

Contra el monopolio intelectual.

enero 5, 2008

De PlazaMoyua:

Contra el monopolio intelectual

Hoy traemos una recomendación. Ante el asunto SGAE y la bajada de pantalones del PZOE, Los “artistas de la pista” han lanzado un órdago sabiendo que, ZoPenco mediante, lo ganaban.

Es posible que a los directivos actuales, por edad, les salga bien la jugada. Que consigan que el chollo se mantenga mal que bien los años suficientes para su edad. Pero es seguro que va a ser una victoria fatal. Porque al haber conseguido llevar esa locura y aberración del canon digital a la ley, obligan a la sociedad a plantearse la premisa mayor: el derecho de propiedad intelectual.

¿De qué hablamos? ¿De un derecho o de un privilegio? ¿De algo que nos favorece a todos, o de un chollete que les permite a unos pocos privilegiados tener una actividad básicamente rentista, en vez de productiva, como el resto de los mortales. ¿De donde viene ese “derecho” y que sentido tiene? ¿Como sería mejor el mundo, con o sin derecho de propiedad intelectual?

Pues ya que los chicos SGAE nos han obligado a la mirada larga, por culpa del canon corto, pensemos en ello. Y para ayudar a pensar hemos traído este libro de dos economistas de la UCLA.

¡Ah!, y cuando la gente de las patentes vean su chollo temblar, que se acuerden de qué industria es la culpable de que haya hecho falta repensarlo todo. Porque somos muchos los que sin la ayuda de los “artistas” y de la SGAE, no nos hubiéramos dado cuenta tan fácilmente de la barbaridad que representan las patentes y los derechos de autor tal y como son hoy. Que se las trae.

El libro: Un estudio sobra la propiedad intelectual, o monopolio intelectual, como ellos le llaman. De Michele Baldrin y David K. Levine. 250 páginas. Inglés.

Contra el monopolio intelectual. [—>>]

Empieza contando el caso de James Watt y la máquina de vapor, pero desde una perspectiva diferente de la habitual. Con Watt como freno (por culpa de sus patentes) al desarrollo de la revolución industrial durante 30 años. Lo malo es que resulta muy convincente, y demuestra el retraso en la innovación por culpa de la ineficiencia del sistema de propiedad intelectual. De la introducción del libro:

La historia de James Watt es instructiva sobre lo malo de un sistema de patentes, pero veremos que no es una historia inusual. El inventor saca una nueva idea casi de casualidad, mientras está en una actividad rutinaria dedicada a otro fin. La patente llega muchos años después de la idea, y se debe más a una mezcla de astucia legal y recursos suficientes para “engrasar la rueda de la fortuna”, que a cualquier otra cosa. Y finalmente, una vez adquirida, se usa principalmente como una herramienta para atacar a los competidores e impedir el progreso económico.

Esta visión de rol de Watt en la revolución industrial puede parecer iconoclasta, pero no es nueva, ni especialmente ni especialmente original.

…/…

Como veremos hay muchas otras formas por las que se retribuye a los innovadores, incluso largamente, y la mayor parte de ellas son mejores para la sociedad que el monopolio que actualmente producen las patentes y copyrights. Puesto que se puede retribuir a los innovadores sin patentes ni copyright, deberíamos de preguntarnos: ¿Es verdad que la propiedad intelectual logra el objetivo de proporcionar incentivos a la creación e innovación, mayores que el considerable daño que hacen?

Este libro examina tanto la evidencia como la teoría. Nuestra conclusión es que los derechos de propiedad de los creadores pueden protegerse sin necesidad de propiedad intelectual, que esta última no incrementa ni la innovación ni la creación.

Es un libro sobre economía, no sobre leyes. O, dicho de otra forma, no es un libro sobre como es la ley, sino sobre como debería ser. Si lo que te interesa es saber si vas a acabar en la cárcel por compartir tus archivos a través de la internet, no es el libro que buscas. Pero si lo que buscas es saber si es una buena idea que la ley te impida compartir tus archivos por internet, entonces este es un libro que te interesa.

Pues eso, animaros con el tema, que es muy intructivo, y animaros con Contra el monopilio intelectual ->.  Que por cierto, y muy ejemplarmente, viene con licencia Creative Commons ->, y lo puedes bajar gratis en PDF, entero o por capítulos, sin que ningún atacado de la SGAE te pueda llamar pirata, ni mucho menos denunciar como les gusta. Eso sí, gracias al PZOE de ZoPenco te cobrarán por el soporte virgen en el que lo grabes, aunque ni tan siquiera lo grabes. Recuerda, SGAE = PZOE = canon = ZoPenco.

El SGAE-metro

enero 5, 2008

Queridos amigos y esforzados internautas, blogueros o no blogueros, pero todos acojonados ante la omnipresencia de los abogados de la SGAE que os hace siempre pensar ¿se puede o no se puede decir esto que pienso de la SGAE? La respuesta es no, no se puede ni pa dios. Ni se te ocurra. Cualquier cosa que pienses de la SGAE es un proyecto de demanda, que te puede costar un huevo.

Así que aquí estamos todos, como en una dictadura, hilando fino y tratando de expresar, pero sin saber bien la frontera. Y por si acaso, dando rodeos y enhebrando virguerías, no vaya a ser que nos pase como a Krusher – Frikipedia.es, o como ALasBarricadas.org, o como a la revista Quimera, o como Merodeando.com. O a los desconocidos que no les ha pasado nada pero ya están en el punto de mira, busca que busca.

Porque, ¿como encuentran los abogados de la SGAE esas webs minoritarias con las que jamás se encontrarían haciendo su vida normal? Pues solo puede ser rastrea que rastrea la red, en busca de un proyecto de injuria en el sitio de un pardillo con pocos abogados, y sin dinero para contratarlos. Y a por él que mandan sus ejércitos letrados, con poca chicha que comer de la fácil presa, pero conla esperanza de crear un estado de apelote en el mundillo, tal que los demás se lo piensen mucho, antes de ponerse a escribir alegremente lo que de verdad piensan sobre la SGAE.

¿Ganarán la SGAE y sus abogados, y conseguirán que se deje de hablar y opinar con libertad sobre esa extravagante sociedad que nos saca dinero a todos sin darnos nada a cambio? ¿O ganará el mundo, haciendo saltar las puertas que le quieren poner al campo?

Hoy estamos de enhorabuena, porque podemos contemplar esa desigual lucha en directo. Technorati nos regala una herramienta muy adecuada: El SGAE-metro. Se va actualizando solo, así que estad atentos a la pantalla, o bien ponedlo en vuestras propias webs. Y si pincháis en medio del cuadro, llegaréis a la página de Technorati donde os mostrarán lo que se está blogueando ahora mismo con la etiqueta (tag) SGAE.

 

 

Posts diarios sobre la SGAE de los últimos 30 días.
Technorati Chart
Get your own chart!

Nota: Este será el único post original del SGAE-metro. Lo demás se irá recogiendo de por aquí y de por allí, pinceladas para apreciar el ambiente.

Mensaje institucional

enero 5, 2008

De Irreverendos:

Mensaje institucional